miércoles, 6 de abril de 2011

No hace falta una razón si se rompe un corazón, sólo una palabra. Adiós, adiós, adiós, adiós, adiós...

No hay comentarios:

Publicar un comentario